Si te agrada saber más sobre los temas del ámbito de los abogados de familia en Móstoles, el que se trata en este texto no va a ser una excepción.

Los especialistas en el mundo de los abogados de familia en Móstoles tienen claro que las mascotas ya llevan un tiempo siendo motivos de litigio tras las separaciones y los divorcios. Por consiguiente, vale la pena conocer qué puede pasar con ellas cuando se producen estas rupturas matrimoniales, de forma que todos los escenarios estén previstos.

En primer lugar, has de tener en cuenta que actualmente la jurisprudencia considera que los animales son seres con sensibilidad, así que ya no van a ser tratados como bienes muebles.

Toma nota, por otra parte, de las consecuencias que tiene para una mascota de la disolución de un matrimonio. Son las siguientes:

- El pacto entre las partes es, sin duda, una solución óptima para sus intereses.

- La custodia compartida, por otro lado, empieza a convertirse en una resolución habitual. En consecuencia, se establecerán tanto los horarios de visitas como las atenciones a contemplar en este régimen de copropiedad.

- Cuando se desemboca en una custodia única, resulta frecuente que quien no la ejerza obtenga, como contrapartida, una compensación económica.

- Por su parte, cuando el régimen económico matrimonial elegido sea el de separación de bienes, la mascota quedará en posesión de quien hubiera pagado por ella en su día (antes o durante el matrimonio). Así que cualquier elemento que identifique la compra (facturas, chip, etc.) será bienvenido como prueba.

- Si no existe el pacto entre los divorciados, un juez decidirá acerca del animal de compañía.

- Por último, se tienen en cuenta los hijos menores de edad, puesto que se considerará que no separarse de sus mascotas hará menos traumático el divorcio.

En Elena López Rodríguez estamos preparados para ayudarte en cualquier separación con mascotas de por medio.