Una de las cuestiones más frecuentes que se le presenta a un abogado de familia en Madrid es en relación con la custodia compartida. Cuando una pareja pone fin a su unión, una de las mayores controversias surge en torno a la custodia de los hijos.

Lo ideal es siempre consultar a un abogado de familia en Madrid que te asesore sobre las posibilidades. No obstante, salvo casos muy concretos, siempre es recomendable optar por la fórmula compartida. ¿La razón? Los beneficios que aportará.

El primer beneficio es que los hijos mantendrán una relación activa con ambos progenitores. Esto es muy positivo, ya que los pequeños de la casa son los que más sufren con la separación. Por este motivo, seguir manteniendo una relación con ambas partes les ayudará a superar el divorcio de forma más sana y rápida.

En relación con la ventaja anterior, debemos destacar que tus hijos no experimentarán una sensación de abandono. Algo que, en los casos de custodia monoparental, suele ser inevitable. Por otro lado, también ayudará a que la pareja tenga que mantener un cierto contacto y que ambos sean partícipes de la crianza de los hijos.

Esto es primordial para que los hijos sigan entendiendo que ambas partes son una figura de autoridad y que, a pesar de que la relación ha acabado, ellos siguen siendo una parte importante de vuestras vidas. Por último, compartir la custodia también facilitará el hecho de que tú y tu expareja rehagáis vuestras vidas, aportando un mayor bienestar y estabilidad a los hijos.

En nuestro bufete Elena López Rodríguez contamos con profesionales que podrán asesorarte y mediar con tu pareja para llegar a un acuerdo y conseguir que el divorcio sea lo menos tedioso posible. Y, sobre todo, que los hijos sufran lo menos posible. ¡No lo dudes y llámanos ya!