Un abogado de familia en Madrid sabe en qué consiste exactamente la tutela. Si tú también has oído hablar sobre ella, pero no tienes muy claro qué implica ser tutor o cuáles son sus obligaciones y deberes, te animamos a seguir leyendo este post, pues vamos a contarte los aspectos fundamentales que debes conocer.

En primer lugar, debemos decir que las personas que pueden estar bajo tutela son los menores de edad no emancipados que no estén bajo la potestad de sus padres y los incapacitados judicialmente, tal y como sabe un buen abogado de familia en Madrid.

Será la autoridad judicial la que designe al tutor, quien toma posesión de su cargo ante el Juzgado o Tribunal competente, el cual será el que supervise y controle sus actos.

Según establece el artículo 234 del Código Civil, pueden ser tutores (por orden de preferencia):

  1. Quien haya designado el propio tutelado
  2. El cónyuge que convive con el tutelado
  3. Los padres
  4. La persona que designada por los padres en sus últimas voluntades
  5. El descendiente, ascendiente o hermano que determine el juez.

Este orden puede ser alterado por el juez si las circunstancias así lo aconsejan.

Sus obligaciones pueden resumirse en las siguientes:

  • Deber de cuidado y prestación de alimentos
  • Tratar al tutelado con consideración y respeto
  • Actuar como buen administrador de sus bienes
  • Informar al Juzgado de la situación económica del tutelado cada año.
  • Educar y proporcionar formación integral al tutelado si así lo establece su edad.
  • Realizar actos en los que se precisa su autorización, como enajenar bienes o derechos.

En Elena López Rodríguez somos especialistas en Derecho de Familia y nuestra experiencia nos permiten dar un servicio de la más alta calidad. Podemos asesorarte sobre estas y otras cuestiones que te preocupen. Ponte en contacto con nosotros y te apoyaremos con criterio.