Una de las grandes dudas es cuál es la mejor opción a escoger cuando la ruptura no está clara o no se sabe si es definitiva, por ello es aconsejable que acudas a los mejores abogados de familia en Madrid. Cuando se produce una ruptura, lo último que apetece pensar es en el papeleo que viene a continuación para legalizar la nueva situación. Si la situación es insostenible y te estás planteando poner fin a tu matrimonio o bien te lo ha propuesto tu pareja y eres de los que piensa que aún hay solución, la pregunta es: ¿separación o divorcio?

Tanto en la separación como en el divorcio se cesa la convivencia y se reparten los bienes comunes. En caso de tener hijos, también hay que establecer la custodia, el régimen de visitas y quién paga la pensión alimenticia. Como puedes ver, son muchos los puntos en común en ambas situaciones, pero la gran diferencia consiste en que en la separación no se pone fin al matrimonio, por lo que los cónyuges seguirán siendo marido y mujer; por lo que no podrán volver a casarse.

Sin embargo, en el caso del divorcio, la disolución del matrimonio es total y ambos cónyuges podrán rehacer legalmente su vida con quien deseen. Además, si decidiesen reconciliarse más tarde, en el caso del divorcio para poder formalizarlo tendrían que celebrar un nuevo matrimonio. Si estás en esta disyuntiva, es recomendable acudir a los mejores abogados de familia en Madrid para despejar todas las dudas de qué situación es la que más te conviene.

En el bufete de abogados de Elena López Rodríguez te daremos siempre el asesoramiento más personalizado para tu caso, teniendo en cuenta todos los detalles de tu situación y te aconsejaremos siempre aquello que te resulte más ventajoso para tu futuro.